Transformación Digital es Transformación Cultural. Tecnología y RRHH

Nadie duda ya que las organizaciones, de una manera u otra, están afrontando su proceso (o vía crucis, en algún caso) de digitalización incorporando la tecnología a sus aproximaciones de negocio. 

Los consejos de administración, directores generales o propietarios de organizaciones tradicionales y analógicas que han vivido su época de esplendor, pasan por un proceso que comienza con el desprecio y, después, por la curiosidad, hasta finalmente llegar a la incertidumbre y temor al comprobar cómo sus “Amazon” de turno les van comiendo terreno. 

En algunos casos, por todos conocidos (como Blockbuster, Kodak,…), su falta de reflejos les ha llevado a la desaparición. Otros, como nuestro sector del taxi, luchan como gato panza arriba para que no les pase lo mismo y, otras organizaciones, como por ejemplo el BBVA en la banca, han tenido visión anticipándose y reconvirtiendo su modelo de negocio para transformarse digitalmente, dejando incluso de considerarse un banco. 

Los directivos de organizaciones tradicionales, que ven las orejas al lobo antes de tomar decisiones (o liquidar la empresa si han reaccionado tarde), suelen pasar por una etapa de curiosidad/observación en la que se dedican a ir a algunas de las innumerables conferencias sobre transformación digital o a leer algunos de los miles de posts, artículos, blogs que también han aparecido sobre la materia. Pero, de todos estos curiosos, sólo un porcentaje son intrépidos y pasan a la acción y, normalmente, lo primero que hacen es acudir a un experto en tecnología para que les ayuden a gestionar el cambio, logrando en cada caso hacerlo con mayor o menor éxito. 

Sin duda, la tecnología es la palanca para abordar con éxito este proceso de conversión de lo analógico a lo digital y en el que ya están muchas organizaciones. Sin embargo, hay un aspecto que buena parte de directivos y estrategas dejan en un segundo plano o ni se plantean, y es la gestión del cambio cultural que este proceso supone para las personas que forman parte de sus organizaciones. 

La cultura, imprescindible para el cambio 

Al igual que el directivo, el consejo de administración o el propietario de una compañía ha necesitado un tiempo para entender lo que significa pasar de lo analógico a lo digital (acudiendo a conferencias, leyendo, formándose y, finalmente, acudiendo a expertos para que le ayuden a materializar estos cambios integrándolo en su estrategia), sus empleados necesitan pasar por el mismo proceso, ya que sus hábitos de trabajo se han forjado en un contexto tradicional y, si este contexto cambia, necesitarán nuevas herramientas para hacer adecuadamente su trabajo. 

La transformación digital  de las empresas, de las compañías de servicios profesionales, de los despachos de abogados (hasta la de un negocio de barrio como puede ser una farmacia), no sólo se centra en tecnologizar, sino que, además, supone hacer una transformación cultural muy profunda, que pasa desde: incorporar nuevos perfiles profesionales (scrum master, agile coach, digital media manager, e-commerce manager, ui/ux designers, data analytics); desarrollar y valorar nuevas competencias (resiliencia, versatilidad, improvisación, conector social) frente a otras que pasarán a un segundo plano o a dejarán de tener sentido (orientación al detalle, liderazgo tradicional, excelencia académica,…); reformular los planes de formación, pasando de ser generalistas y estáticos a ser personalizados, a demanda y actualizados al momento; establecer nuevos modelos de evaluación de feedback continuo e inmediato frente a los modelos anuales; rehacer los planes de carrera, pasando a ser más transversales y no solo verticales; redefinir las estructuras jerárquicas para ir a modelos más planos; y, también, por qué no, incorporar la tecnología a la gestión de recursos humanos; inteligencia artificial para reclutamiento; soluciones innovadoras como Talmudo o Appical para los procesos acogida; herramientas como Yammer o Seenit para potenciar la comunicación interna; Crystal, que ayuda a personalizar los mensajes; o, por supuesto, cualquiera de las soluciones cloud de HR como Successfactor, Cornerstone o Workday. 

Cualquier empresa, compañía de servicios profesionales, despacho de abogados, etc., que venga del modelo analógico y que vaya a dar el paso al modelo digital, para hacerlo con las máximas garantías de éxito, debe enfocarlo simultáneamente, tanto desde el ángulo tecnológico como desde el de la transformación cultural

Son las personas las que transforman las organizaciones, la transformación digital conlleva cambio cultural y éste solo puede gestionarse a través de un adecuado management de RRHH.

Un comentario sobre “Transformación Digital es Transformación Cultural. Tecnología y RRHH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s